Sunday, March 23, 2008

La noche que Dios no está en la Tierra.

Pues bueno, ya estuvo bien de tanta hueva, tanta vacación y holgazanería... los dedos, la cabeza, el mismo blog lo pide y lo exige... hay que volver a escribirle...


Además me acordé de un anecdotilla que me gusta bastante, lo viví aproximadamente hace unos 6 o 7 años en la Sierra Mije de Oaxaca en un pueblito llamado San José, cuando me fui de misiones por primera vez.


Era el viernes Santo, el día que Jesús vivió la pasión, el día de su crucifixión. Nuestra actividad terminó relativamente temprano porque nuestro vía crucis lo culminamos a la hora nona (3 pm para los incultos), hora en la cual según Maestro Philippe, muere Jesús.


Después de eso comimos, dormimos un poco y ya más tarde nos encontramos con los compañeros del pueblo de tras lomilla, Pete y Samuel insistían en que ese día en la noche pasaban cosas raras, porque precisamente al morir Jesús en la cruz, no había ningún Dios en la Tierra... suena loco no?...

La propuesta era buscar el panteón del Pueblo y pasar la noche ahí buscando "cosas raras", según ésto lucecillas que brincan de tumba en tumba (ojo: se aclaró un millón de veces que no eran sapos psicodélicos ni luciérnagas que se sentían ranas).... total.... como en Lost, agarramos nuestros morralillos con las respectivas botellas de agua, o cocas tibias... y vamonos....

La única referencia que teníamos del panteón fue de una señora que nos dijo.... "si mira, el camposanto está para allá, pero a estas horas ya no hay naidien" /señalando a la lejanía/... no pues sí.... ahuevo... precisamente hoy, que no esta ni Dios pa cuidarnos.... vamonos a la aventura a ver si el mismísimo patas de cabra no nos secuestra... total..... Caminamos "pa'lla"....

El stress psicológico rondaba en torno a historias de las cuales te enteras todos los días estando en la sierra, de se abren puertas en medio de la nada, o aparecen casas donde te invitan a tomar algo, y al día siguiente resulta que la casa no existe o que la familia murió hace años (onda Pedro Páramo).... la de las puertas que se aparecen... se supone que son puertas de tesoros, pero que solo tienes 1 minuto para sacar lo que puedas, si no te sales al minuto, te quedas atrapado con el tesoro.... órales!! Historias de nahuales que atraviesan el camino en señal de no dejar pasar a nadie..... Hasta se me pone chinita la piel.... historias de las brujas que son bolas de fuego que vuelan de cerro en cerro.... pues la verdad estaba leve... cosas normales, que cotidianamente manejas... bueno... estaba cero nervioso. Claro.

Tons, caminando por la vereda tropical... escuchamos un zum zum.. (no era zoom zoom, como el de la marca de carros), era un zum zum... pero así pocamadre... buscamos de donde provenía tan curioso sonido y encontramos al insecto más sabio de la comarca.... encontramos una Chicharra, a la cual de inmediato bautice como Gregory.... la chicharra es un insecto como del tamaño de la palma de mi mano, un poco peludillo, gordito, y hace un zum zum bastante cool. Samuel lo tomó y misteriosamente murmuró a Gregory unas palabras, a lo cual de inmediato colocó a Gregory junto a su oído y Samuel dijo "Dice Gregorio que nos va a guíar"...... obvio me cagué de risa, y los demás igual..... pero lo peor de todo es que fué completamente cierto... nos dejamos guíar por una chicharra.... la técnica es la siguiente (para todos los survivors, apuntenle) Le preguntas a tu chicharra "hacia donde caminamos", entonces la levantas levantando tu brazo, y comienzas a dar una vuelta de 360° sobre tu eje... entonces, mientras da la vuelta debe de comenzar a hacer su zum zum.... en ese momento la dirección está marcada...Gregorio chicharreaba siempre hacia el norte creo... tons nosotros muy creyentes y obedientes... seguíamos su intuición insectónica esperando en algún momento llegar al panteón a visitar a los zombies y porqué no, bailar un poco de Thriller de Michael Jackson... en medio de luces saltarinas, sapos pachecos y luciérnagas que se creen ranas.... lo más normal no.....



Pues bueno, para no hacerla de tos... les confieso algo... Gregory fué un fraude, por supuesto no llegamos a ningún panteón, (tal vez en el fondo, Gregory sabía que no estabamos preparados para vivir una experiencia de ese tipo y nos salvó)... llegamos a las tierras de unos campesinos... pero la bronca era que invadimos por completo el maizal, y la única forma para salir era pasando junto a la casa y había como 10 perros que no paraban de ladrar /su madre... wey/....

Tal vez, Gregory quería llevarnos a nosotros al panteón.... pero con las patas por delante... todos ibamos pensando que en cualquier momento salía don Filemón con la escopeta y amonos... pero afortunadamente no salió nadie.... a los perros tuvimos que soltarles unos piedrazos... pa que dejaran de chinchar.... estabamos completamente perdidos.... incluso pasamos por el clásico... "por aquí ya pasamos" ja ja.... mientras Gregory solo zum zumeaba.... tal vez se estaba riendo.....

Después de otra media hora... a poco del amanecer, agarramos camino pa' San José, y para terminar.... así de la nada salió un burro que empezó a rebuznar... obvio a todos nos cambiaron el pañal.... gracias... el burro se fué corriendo, como festejando su hazaña....

Al final de cuentas, la lección fué clara.... no busques lo que no quieres encontrar.

Y ahí culmina ésta hermosa anécdota mis queridísimos lectores fanseses de éste su blog. El inigualable faro del simio.
Los veré pronto... con más anécdotas de semana santa...

CARPE DIEM..

Invierno "el Thriller" Funk

5 comments:

Ana said...

como siempre un honor leer su blog señor simio, ja lo de gregory me tiene impactada! un grillo gigante con alas!!! como se dejaron guiar por eso! como se nota q no iban con niñas jajajaja pero pues chistosona tu historia! jajajaa portese bien un abrazo!

ana manzana

Ana said...

si iban niñasss???? ok... tienen serios problemas en tonces no iba gente cons entido comun!!! jajajaja.. no es cierto.. seguro pura banda locochona dispuesta a vivir la experiencia de ser guiados por una chicharra!!! yeeeahhh jajajaa buena vibra!!!

cuideseme!!!

Alejandro said...

Mi estimado Gerry, le duende, el apostol de San José Rio Minas: Muy buena historia, habia cosas que ya se me habían olvidado y fue un placer recordar. Solo me gustaría añadir algunas cosas de Gregory. El día siguiente jugando con los niñitos del pueblo capturaron a familiares de Gregory, los cocinaron y nos lo dieron de comer, el arte culinario de la región constaba de limón y sal en una plancha calentada por pedazos de carbon. He de decir que fue una experiencia que ni las niñas que iban ni el autor del blog quisieron experimentar, ya hi va este joven a entrarle a la chicharra y he de decir que si está muy rica, lo recomiendo ampliamente. Gerry ojalá cuentes más historias de esas misiones que estuvieron llenas de aventuras increibles

Jerry said...

mi querido y bien ponderado bro... interesante anecdota terrorifica-rural la que nos cuentas. Sin embargo nunca en mi existencia habia escuchado de las chicharras, que me suena a cigarra en rural, y menos de su capacidad de guiar al perdido. Lo que sí se, es que es mas facil guiarse por las brujula maestra PBB, la cual es infalible. Solo toma un PBB (Pomo de Bacardi Blanco), frota la punta con tu nies y girala sobre una roca o superficie elevada. ella e llevará a donde quieras llegar.
Abrazos locos
Ze Peloi

Juan Luis Urribarrí said...

No, hermano, pero es que esta historia no tiene desperdicio. En verdad que me gustó tu anécdota tanto que me encantaría hacer un corto con ella. Quien quita y hasta me gano el AXN Film Festival... juajuajua.

Sobre la carga cultural del mensaje te puedo decir que estoy enamorado de ese realismo mágico de Latinoamérica. Se elaboran historias de espantos para alejar a los hombres de lo mundano, entiéndase mujeres, licor y fiestas. Me encantaría que escucharas algunas historias del Llano venezolano-colombiano.

Saludos desde mi Cantina


PD: ana tiene razón: qué carajos pensaban ustedes??? Si iban niñas por qué no aprovecharon la perdida en el maizal???