Wednesday, October 20, 2010

Ruperto y el faro...



Ruperto volteó a contemplar el faro como si los 43 años que dedicó a él no hubieran existido... nunca dejaba de admirarlo, nunca dejaba de sorprenderse y maravillarse con su belleza. Después de quedar absorto durante varios minutos volteó al frente y continuó su camino hacia el faro, su faro.

Utilizó aquella vieja llave de un diente y continuó su camino por la escalera de caracol hasta llegar a lo más alto donde admiró por última vez el mar, el cielo. Lo único que se escuchaba eran las olas del mar reventando contra la barra que daba entrada a la laguna. Ruperto amaba ese sonido.

Se quitó los anteojos y los intentó limpiar con su suéter. Tallo sus ojos, volvió los anteojos a su lugar y decidió salir de ahí. Antes de tomar la escalera volteó por última vez a contemplar el escenario desde su lugar, pasaron algunos segundos... suspiró y retomo su camino hacia la playa. Antes de salir se dirigió al control principal del faro y bajó la palanca, el mar que resguardaba aquel faro viejo quedó sin su luz, recurrente, su luz que durante tanto tiempo iluminaba el camino de marinos errantes...

Cerró la puerta y decidió no voltear a ver el faro... tomó camino hacia su hogar, pero no lo pudo evitar, 50 metros después se sento en la arena y nuevamente lo contempló... lo amaba, le dolía dejarlo.

Al rayar el alba, Ruperto se encontraba en un bajel decidido a realizar la aventura de su vida. Después de mucho tiempo decidió emprender aquel viaje por las islas del caribe que había deseado toda su vida... la decisión fué difícil sin embargo sabía que tenía que dejar esa isla, tenía que dejar el faro...

Y así, poco a poco desaparecía en lontananza aquel amor eterno, que no por estar lejos moriría, al contrario... viviría más en él.


Y es así como este blog llegó a su fin. Un cofre lleno de sueños, ideas, fuego, magia, N.

Gracias a todos los que lo seguían, a los que comentaron y criticaron. A los anónimos hostiles que me hacían enojar cumpliendo su objetivo, a los que llegaban y robaban sonrisas con sus comentarios. A todas las personas que fueron inspiración en algún momento para completar los espacios. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.


FIN

La nueva aventura :D FUNK YOU!

3 comments:

Anonymous said...

Equis O Equis O

Marco Cedric-Bixler said...

Todo alguna vez existe, terminar es definir. Pensamos que somos hasta que un día llega lo inevitable, explotar en partículas de letras e imaginación, de cosas dichas y otras jamas contadas. Que cada letra sea significativa en tu corazón. Buen viaje.

Dora Rodaja said...

No vale decir adiós, que nos seguimos leyendo.